Skip Navigation Links
Omitir vínculos de exploración
Česky
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Pусский
Omitir vínculos de exploración
La región y los sellos postales
Por la región de la porcelana
Arqueología
La región reflejada en mitos y leyendas
Cómo el Regente mandó al viento y a la lluvia 

Desde hace tiempos remotos se dice que en la región de Žlutice los pronósticos del tiempo se deciden en el Regente (Vladař) que es el pico más alto de allí. Las nubes pesadas chocan contra el pico y luego la lluvia salubre riega la tierra fértil de esa región. 

Un viejo pastor que se llamaba Matěj Václavík, hace tiempo hizo pastar el rebaño de la finca en Vladořice y descubrió la verdadera razón por la que las nubes que se acercan hacia el pico de Vladař cambian de dirección como en un cruce, unas veces retrocediendo, otras adelantándose. Un día estaba pastoreando sus ovejas en la parte meridional más oliente y fresca de Vladař y, de repente, oyó que su perro pastor ladraba de una manera muy rara. El perro se llamaba Lobo (Vlk) por su temible fiereza y no era nada extraño que algunas veces trajera una liebre o una pieza de alimaña. Sin embargo, cuando el Lobo regresó aquel día, traía en la boca una rara criatura peluda. El peludo asustadito le suplicaba a Matěj que le salvara la vida y que le soltara de la boca de este perro tan malo, a cambio le prometió una recompensa generosa. Entonces Matěj le soltó. El hombrecito le reveló que era rey de todos los enanos y duendes de la región y que vivía en su castillo debajo de la montaña Vladař. Desde su castillo mandaba a las nubes, rayos y granizos. Por su salvación le dio un regalo precioso a Matěj: la flauta de pastor que tenía un poder mágico. Siempre que la haga sonar, el hombrecito le mandaría las nubes de lluvia para que su rebaño, que a la vez lo iba a proteger, disponga siempre de pastos frescos. La flauta ha sido quemada ya, pero el hombrecito sigue cuidando de los pastos frescos para el rebaño de Matěj.  

Los restos del recinto fortificado prehistórico que se encuentran en la dominante montaña de Vladař pertenecen a los monumentos arqueológicos de gran valor en la Región de Karlovy Vary. Los hallazgos de cerámica más antiguos sitúan el recinto fortificado en la temprana edad de bronce que duró hasta la época de Halštat de la que proviene la mayoría de sus fortificaciones.  

Prestado y adaptado de: Vorel, J.: O lesních žínkách a jiné pověsti Žluticka,1990, s.7