Skip Navigation Links
Omitir vínculos de exploración
Česky
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Pусский
Omitir vínculos de exploración
La región y los sellos postales
Por la región de la porcelana
Arqueología
La región reflejada en mitos y leyendas
Sobre el caballero Šebestián  

Todo eso sucedió en la época de las cruzadas. Cerca del río Ohře Alto vivía un caballero que se llamaba Šebestián. Participó en la cruzada contra los turcos quienes en aquel entonces impedían el acceso a la tumba de Jesús en la Tierra Santa. Cuando tras años volvió a su tierra, en vez de su fortaleza encontró solamente un lugar quemado y allí la tumba de su mujer e hijo cubierta de malas hierbas. Se arrodilló, rezó y decidió marcharse del lugar que le recordaba la pérdida de sus seres queridos. Bajó el río y después de haber cruzado el valle cubierto de prados llegó hasta la confluencia de los ríos Ohře y Svatava. Allí, en los bosques abandonados, construyó una cabaña. Se mantenía vivo pescando, cazando y comiendo miel de abejas salvajes. Muy a menudo venían allí los señores del castillo de Loket para cazar con halcones adiestrados. El caballero Šebestián que pasó gran parte de su vida luchando en combates era también muy buen sangrador. Por eso acudían a su cabaña los habitantes de los pueblos eslavos cercanos. Pronto creció alrededor de la cabaña del ermitaño una población donde se adiestraban los halcones. Por eso, más tarde, esta población tomó el nombre de Sokolov que proviene de sokol – halcón. Todavía más tarde la imagen de halcón pasó al escudo de la ciudad. 

Esta leyenda fue elaborada por un escultor de Cheb en la fuente municipal instalada en 1717 en el centro de la actual plaza de la Ciudad Vieja. El fundador legendario de la ciudad sostiene en la palma de su mano un halcón adiestrado y a sus pies está sentado el perro. 

Prestado y adaptado de: Němec, V.: Pověsti. Brána do historie Sokolovska, Okresní muzeum v Sokolově 1987, s.7 - 8