Skip Navigation Links
Omitir vínculos de exploración
Česky
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Pусский
Omitir vínculos de exploración
La región y los sellos postales
Por la región de la porcelana
Arqueología
La región reflejada en mitos y leyendas
Por la región de la porcelana 

La producción de porcelana es una de las típicas ramas de la producción industrial que por ya más de 200 años asegura un modo de vida a una parte no pequeña de la población en la Región de Karlovy Vary. Sólo en Karlovy Vary y su área más inmediata hubo más de diez empresas dedicadas a la porcelana. Sus productos son, gracias a su calidad excepcional y sus interesantes diseños, conocidos por todo el mundo. Es que, ¿quién de nosotros no tiene en su casa un platito o un jarroncito procedente de una de las manufacturas locales? El diseño “Cibulák” (De Cebolla) o la “Porcelana Rosada” son parte intrínseca de nuestra región en la misma manera en que no se puede separar a nuestras fuentes termales. Sean bienvenidos, junto a nosotros, a la región de la porcelana....

Para empezar un poco de historia.... 

El inicio de la producción de la porcelana en tierras checas estuvo vinculado con el traslado estrictamente secreto de la producción desde China a Europa. La situación en tierras checas se complicó por la circunstancia que en Viena, desde el año 1718, se puso en funcionamiento una manufactura imperial que temió por la posible competencia. Las primeras productoras de porcelana en Bohemia nacieron en realidad de manera ilegal, bajo el manto protector de las canteras. De paso, ni la calidad de los primeros productos pudo competir con las piezas perfectas de platos y vajilla de las diferentes manufacturas, ya sea vienesa o la alemana. El inicio de la producción de porcelana estuvo vinculado a un permiso – conocido como privilegio -. Los pedidos enviados desde las tierras checas fueron rechazados.

Sin embargo, el nacimiento de la producción de porcelana en las tierras checas se desarrolló y apoyó gracias a unas condiciones extraordinariamente excepcionales, necesarias para la tecnología de producción que en esa época se usaba. El lugar en donde quedarían localizadas las plantas lo determinaba la localización de materias primas de calidad para la producción de porcelana, la madera y luego el carbón necesario para alimentar los hornos así como el acceso al agua como fuente generadora de la energía de ese momento. Los empresarios y empleados fueron, principalmente, de nacionalidad alemana.

La producción de porcelana en la Región de Karlovy Vary

Los primeros intentos por producir porcelana empezaron en Háje en Horní Slavkov, ya en el año 1789. Los realizaron F. Habertitzel, de Háje, en cooperación con el comerciante de Slavkov, Jakub Just, quien traía porcelana desde Turingia. Lo que motivó el realizar esos intentos fue un descubrimiento casual de arcilla blanca en Javorná, la que fue sometida a un análisis para saber si era apta para la producción de porcelana, cosa que se hizo en la manufactura “Wallendorf” de Turingia. Las pruebas realizadas después en cooperación con la productora de porcelana “J.B. Sonntag” en Rudolstadt mostraron ser tan buenas que Habertitzel a pesar de no tener los medios necesarios para fundar una planta consiguió la comprensión y apoyo de los terratenientes y propietarios de casas de Háje y su zona cercana, con su ayuda creó la sociedad para la producción de porcelana. Sin embargo, la Comisión Comercial de la Corte rechazó el pedido para concederles el privilegio de producción por lo que en 1793 se disolvió la sociedad productiva.

Este desarrollo, el inicio de las pruebas en Háje, transcurrió en diferentes etapas, la primera – entre los años 1792 a 1815 – creó ocho plantas para la producción de porcelana en tierras checas, las que son consideradas como clásicas. Luego se fueron creando de manera gradual plantas en Horní Slavkov, Březová, Stružná, Dalovice, Chodov, Stará Role a Loket.

Empresas de porcelana en la región