Skip Navigation Links
Omitir vínculos de exploración
Česky
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Pусский
Omitir vínculos de exploración
Visitantes famosos en la Región de Karlovy Vary
Paisanos ilustres
Cruces de la Reconciliación
Lugares de veneración
Cruces de la Reconciliación 

La cruz de la reconciliación

Entre los recuerdos sencillos que en el paisaje ocupan una posición especial están las cruces de piedra, que en nuestro país son llamadas cruces de la reconciliación. Están hechas de una sola pieza de piedra y su forma difiere según las distintas destrezas de los artesanos. Hay piedras picadas en un par de punterazos, y otras, que revelan un nivel magistral del pedrero. Una mitad de las cruces, aproximadamente, lleva un bosquejo labrado de una cruz, instrumento o arma, o un texto corto con fecha.

La cruz de la reconciliación es una cruz de piedra levantada habitualmente en un lugar donde ocurrió un crimen común o una desgracia. Para penar al culpable, en la Edad Media se podía aplicar el sistema del derecho a reconciliación, que consistía en imponerle al culpable la obligación de cumplir una tarea para que así remediara su crimen. Tal tarea podía consistir también en crear y levantar una cruz de piedra en el lugar donde se había cometido dicho crimen. Otro símbolo similar es la piedra crucera, que es una cruz picada en piedra y entonces no tiene el típico contorno en forma de cruz.

Las cruces de piedra se encuentran por toda Europa. En el territorio de la República Checa se hallan en las zonas de asientos medievales. En las zonas no pobladas en la época medieval no hay cruces de piedra (por ejemplo en los Montes de Bohemia Central - Šumava). La baja densidad de población de entonces significa también la baja presencia de las cruces, con la excepción de Praga y sus alrededores. Esta zona se había desarrollado ampliamente en el pasado, se habían hecho muchas construcciones y muchos arreglos del terreno en relación con las construcciones de la red de carreteras y líneas férreas, y es posible que estos recuerdos (como muchos otros en las últimas décadas) hayan desaparecido definitivamente.
En el conjunto están representados varios tipos de cruces. Ante todo son cruces griegas, luego latinas y cuneiformes, en el caso de los objetos más nuevos se trata de cruces de Malta, de trébol y cruzadas. Las piedras y las ruedas cruceras llevan cruces griegas y latinas, de pie, potenzadas, de Caravaca, pontificales, patriarcales, y solo en un caso una cruz ortodoxa.

Muy importante es también la aparición de las cruces según su tipo. En el Distrito de Cheb, en el norte y en el oeste de Bohemia, el 80 % de las cruces son cruces de piedra. Las piedras cruceras se concentran en los alrededores de Plzeň, Tachov y Domažlice. Otra zona es formada por los alrededores de Pelhřimov, Jihlava y Třebíč. Casi todas las ruedas cruceras se pueden encontrar en el Distrito de Plzeň-Norte. Fuera de los lugares mencionados las cruces o piedras aparecen juntas y no predomina ningún tipo de piedras o cruces.

En la Checoslovaquia de posguerra fue muy problemática la conservación y evidencia de las cruces de la reconciliación, y también el interés por este tipo de monumentos fue lamentable, en consecuencia, su mantenimiento y protección quedaron desatendidos. Muchas cruces fueron hurtadas y destruidas. A pesar de todo esto, en aquel tiempo, a principios de los ochenta del siglo XX, se formó un grupo de aficionados que empezaron a entablar contactos. En 1984 fundaron la Sociedad de Investigación de las Cruces de Piedra que se desempeña como parte del Museo Municipal de Aš. El objetivo de sus actividades es el registro centralizado y la protección de estos recuerdos. En 1997 publicaron un pliego de textos sobre las cruces de piedra Kamenné kříže Čech a Moravy – Cruces de piedra en Bohemia y Moravia. Es gracias a este libro que el conocimiento de estos recuerdos se extiende cada vez más; hasta el 2001 fueron hallados y registrados unos 300 nuevos objetos. En 2001 salió la segunda edición de este libro.

En la Región de Karlovy Vary se han conservado más de 150 cruces de la reconciliación, con respecto a toda la república la región ocupa uno de los primeros lugares: los especialistas han registrado la mayor cantidad de estos monumentos cerca de la frontera.