Skip Navigation Links
Omitir vínculos de exploración
Česky
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Pусский
Omitir vínculos de exploración
Datos generales
Para los visitantes de la región
TOP TEN
Alojamiento
Informaciones prácticasExpand Informaciones prácticas
Instituciones CulturalesExpand Instituciones Culturales
BalneologíaExpand Balneología
NaturaExpand Natura
Paraderos turísticosExpand Paraderos turísticos
A través de las huellas de la historiaExpand A través de las huellas de la historia
El Hombre Cambia la Imagen de la RegiónExpand El Hombre Cambia la Imagen de la Región
En movimientoExpand En movimiento
CuriosidadesExpand Curiosidades
Galería de fotografías
Recorrido virtual de la región
TOP TEN 
El paisajeNuestra región cuenta con muchos lugares y productos destacados y por eso hemos elegido para Ustedes algunos de ellos. Vengan a lugares atípicos, degusten especialidades culinarias locales........

Lo mejor de la Región de Karlovy Vary podrán Uds. reconocerlo … cuando se habla sobre la balneología, el famoso licor „Becherovka“, las tradicionales obleas, el Festival Internacional de Cinematografía de Karlovy Vary o la „Carrera de Carlos“.

 

La ciudad balnearia más famosa

Karlovy VaryKarlovy Vary y el FICLa ciudad balnearia más famosa Sin duda alguna, se trata de Karlovy Vary (en alemán: Karlsbad). El evento cultural más importante realizado en esta ciudad es el Festival Internacional de Cinematografía y una larga tradición tienen también el teatro y la música (la Orquesta Sinfónica de Karlovy Vary fue fundada en 1835 como una de las más antiguas en Europa). Entre las actividades deportivas se ubican en el primer lugar el golf, las carreras de caballos, el tenis y muchas otras. La ciudad de Karlovy Vary se enorgullece con varios productos relacionados con su nombre: se trata del licor „Becherovka“, la cristalería marca „Moser“ o la porcelana fabricada en esta ciudad ya por el espacio de cientos de años.

Karlovy Vary y el FICObelisco cerca de la Oficina de Correos Entre los visitantes famosos de Karlovy Vary están tales personajes como el Zar ruso Pedro el Grande, la Emperatriz María Teresa, la Emperatriz francesa María Luisa, el Emperador Francisco José I, Johann Sebastian Bach, Johann Wolfgang Goethe, Giácomo Casanova, Friedrich Schiller, Ludwig van Bethoven, Carlos Marx, Richard Strauss y muchos otros. Las fuentes termales son realmente únicas por su composición de minerales perteneciendo entre las más efectivas en el mundo. El manantial más caudaloso llamado „Vřídlo“ („El Hervidero“)- sale con fuerza desde la profundidad de 2.000 m brindando 1.500 litros de agua por minuto. Se destaca por una pureza ecológica absoluta que hoy en día ya no podemos encontrar en la mayoría de aguas en la superficie.             

Las doce fuentes minerales de Karlovy Vary se usan en primer lugar para los tratamientos internos (en forma de bebida), no habiéndose disminuido su significado aun en los tiempos del gran avance actual de la medicina. Las aguas minerales también se emplean en forma de baños, lo que aumenta el efecto final de los tratamientos. En base al reconocimiento médico del paciente, el especialista suele determinar las cantidades de agua para la terapia, así como la hora adecuada de realizarla, recomendando también el manantial que ha de usarse.

El paisaje natural más hermoso

SOOSLa Reserva Natural SOOS
Está ubicada 6 km al noreste de la ciudad de Františkovy Lázně (en alemán: Franzesbad). Fue declarada Reserva Natural en 1964 y su extensión es de 221 hectáreas. Se puede visitar solamente una parte de la misma mediante un sendero instructivo de 1,2 km de largo construido sobre tablones. El sendero cuenta con descripciones y explicaciones pertinentes. El paisaje está compuesto por una extensa turbera, de donde brotan numerosos manantiales minerales y las llamadas „mofetas“ – unos volcanes fangosos- de donde sale el óxido carbónico puro. El sendero instructivo conduce por el fondo de un lago disecado, donde originalmente había agua salada (mineral). Hoy encontramos en estos lugares una rareza europea: las llamadas “placas de kieselguhr“ formadas en base a las coberturas de algas silíceas que otrora existían en el fondo del lago. Es un paisaje „lunar“ asurcado por la erosión y cubierto por una capa amarilla y blanca de las sales minerales cristalizadas. Dentro de esta reserva viven muchos animales y crecen allí varias plantas limosas y de pantano.

KladskáKladská
El Conde Schönburg-Waldburg compró en 1875 un extenso territorio forestal y adquirió en una feria en Viena un palacete en el estilo de los chalets suizos, que mandó trasladar a una pradera en las cercanías del estanque Kladská, en la altura de 814 m.

A comienzos del siglo siguiente fueron edificadas en los alrededores unas cinco cabañas de troncos. Alrededor del estanque Kladská pasa un sendero instructivo de 1,5 km de largo que conduce a través de los raros biotopos de las truberas de tipo montañés. Ya en 1933 fue declarado aquel territorio como una Reserva Natural de la Turbera de Klaská, compuesta por tres extensas turberas forestales. Se trata de una zona cuya extensión es de unos 600 m2 y abarca cuatro distritos.

Vlčí jámy - Pozos de LobosVlčí jámy - Pozos de Lobos
Paseando por el sendero instructivo llamado Pozos de Lobos, ustedes podrán llegar a conocer varias rarezas naturales que hoy en día hacen especial el área de los Montes Metalíferos. En los lugares donde otrora los yacimientos de los minerales llegaban hasta la superficie, se continuaba luego cavando cámaras hasta el subsuelo. Algunas veces los techos de las cámaras no aguantaban derrumbándose junto con las paredes. De ese modo se produjo también el derrumbe más grande de ese área en la mina “Wolfgang“: tiene 120 m de largo y 14 m de ancho. Así salieron a la luz también los restos de las antiguas galerías mineras. El sendero instructivo Pozos de Lobos comienza en “náměstí Sv. Vavřince” (la Plaza de San Lorenzo) en el pueblo de Horní Blatná y finaliza después de realizar todo el recorrido en la misma localidad delante del museo local. El sendero tiene 7 paradas y mide 5,5 km. También forma parte del mismo el Cerro Blatná, desde cuyo mirador se puede apreciar una vista maravillosa sobre toda la región. Desde el sendero podemos también continuar por el conocido Foso de Blatná.

Los monumentos históricos más interesantes

El Castillo y Palacio de BečovEntre los mismos se destacan sin duda alguna los Castillos Bečov y Loket - este último no fue recordado gratamente por el Emperador Carlos IV, quien en sus aňos juveniles estuvo detenido en calidad de prisionero entre sus paredes por orden de su padre, el rey Juan de Luxemburgo. Vengan a visitar también la Casa Real de la Moneda en la ciudad de Jáchymov. El poblado minero de Jáchymov (en alemán “Joachimstal”) fue fundado alrededor del 1516 por el Conde Esteban Šlik. La extracción de plata iba en aumento y no fue raro que el poblado fuese elevado en 1520 al rango de una ciudad minera. Los Condes Šlik poseían el derecho de fabricar la moneda y por eso mandaron a construir entre los aňos 1534-46 en la ciudad una imponente Casa de la Moneda en el estilo renacentista.

Jáchymov En 1964 se trasladó a ese edificio el Museo Municipal de Jáchymov que actualmente forma parte del Museo Regional de Karlovy Vary. La Casa de la Moneda es un edificio de una planta y tiene cuatro alas y dos patios. Sobre la fachada dirigida hacia la plaza de la ciudad podemos admirar un balcón cerrado dotado con ricos adornos. La exposición actual que puede verse en el museo se llama “Jáchymov en el espejo del tiempo“ y está ubicada en 15 salas dispuestas en ambos pisos, en el imponente patio y en los extensos sótanos históricos de la Casa de la Moneda. Allí se encuentra también el llamado “lapidárium“ con fragmentos pétreos (portales de algunos edificios en los estilos gótico tardío y renacimiento) de Jáchymov y sus alrededores.

 Un verdadero monumento técnico-arquitectónico de importancia centroeuropea es una gran chimenea interna que otrora llevaba el humo y los gases emanantes de los espacios donde se fabricaban las monedas. Esa chimenea estuvo escondida por el espacio de varios siglos y fue descubierta en 1985 por casualidad durante la reconstrucción de la Casa de la Moneda.

Sin duda alguna, también el Castillo de Seeberg es un monumento interesante. Fue construido en el siglo XII como una fortaleza militar de defensa, porque en esa región hubo luchas incesantes en el tiempo de la colonización alemana de Cheb y de sus alrededores. En el castillo están ubicadas varias exposiciones: en el salón de la entrada suelen haber exposiciones itinerantes y a continuación hay una exposición de la porcelana de Karlovy Vary. En la planta baja y en los sótanos la exposición se ve completada con muebles de estilo, logrando crear así un ambiente extraordinario. En el primer y segundo piso podemos apreciar una exposición sobre la historia de la mueblería y de los interiores del siglo XIX. 

La misma consta de varios salones dotados de muebles y complementos de hogar, cristalería y porcelana – cada salón dentro de un cierto estilo: los visitantes pueden admirar el estilo imperio burgués, el estilo biedermeier, la segunda época de rococó, el neogótico, el neo-renacimiento y el chippendail. No se realizan visitas guiadas, pero todos los objetos expuestos cuentan con letreros explicativos. En uno de los ambientes se puede ver a través de un vidrio inclusive una cocina medieval original. El edificio tiene también un gran salón, destinado originalmente para eventos festivos. Forma parte del mismo un pequeño balcón que lamentablemente no se puede visitar y de donde debe haber una magnífica vista al paisaje circundante. Este salón sirve actualmente para realizar fiestas y para ceremonias de bodas.

El lugar más misterioso

KudrumSi ustedes quieren sentir una sensación de misterio, les recomendamos que vayan al Monte Krudum. Toda el área en las cercanías de Horní Slavkov, Krásno y Loket se relaciona muy estrechamente con aquella montaña y sus alrededores. Los oriundos de la región conocían muchas leyendas muy antiguas, algunas de las cuales se remitían al medioevo o inclusive a los tiempos más remotos. Aquellas leyendas se referían a diferentes acontecimientos históricos y sociales – muchas se relacionaban con el reino animal. La gente con sus cuentos animaba la historia y dotaba el paisaje mágico con extraordinarios seres sobrenaturales: el poder sobre las montañas, rocas y el subsuelo se atribuía a los enanos y a los duendes de las minas; en el río Eger y en las pocetas de los bosques vivían según ellos los genios de las aguas y hermosísimas ondinas que con sus encantos hechizaban a los jóvenes terrenales; en los bosques profundos residían según las leyendas diablos, dríadas, fantasmas de luz y otros espíritus malos. Las generaciones enteras contaban cuentos sobre caballeros malvados, venecianos misteriosos, el Monte Krudum y magníficos tesoros escondidos.

Krudum Por ejemplo, sobre el Monte Krudum se dice que tiene „la cabeza verde“ (el bosque), „el corazón de plata“ (el mineral de plata) y „el talón de oro“ (otrora se extraía el oro en los cenagales). En toda la región desde Pilsen hasta Chomutov los padres solían decirles a sus hijos pequeños: „Si te portas bien, vendrá San Nicolás de Krudum y te traerá un bonito regalito, pero si te portas mal, te llevará consigo a la montaña.“ La tradición decía que el viejo San Nicolás vivía en aquella montaña y desde allí salía a repartir sus regalos. La gente muchas veces ni sabía donde se hallaba aquel misterioso lugar. Esta leyenda se relaciona con la hoy ya no existente iglesia de San Nicolás, que en el medioevo estaba ubicada al pie de aquella montaña, sobre el cruce de los caminos entre Hruškov, Třídomí y Nadlesí. Hubieron muchas leyendas relacionadas también con aquella iglesia. Aquel sitio es actualmente de interés de los arqueólogos.

El manantial más caliente

Vřídlo

Naturalmente se trata de “Vřídlo“ (“el Hervidero“), que sale con fuerza, a chorros hasta la altura de 14 m y cuya temperatura es de 79° C. La historia de la primera captación de aquel manantial famoso se remonta hasta el siglo XVI. En aquel entonces se lo llamaba „Brudel“, „Sprudel“ o „Fous“. Hasta ese entonces hubieron en Karlovy Vary solamente manantiales naturales en el valle del río Teplá y su cuidado residía solamente en el cercado de los mismos, para que en la época de las inundaciones no se llenaran de agua sucia. Sus aguas se llevaban hacia los baños. La primera captación del manantial fue realizada en 1571 en la ribera derecha del río Teplá – hasta ese entonces el agua no se aprovechaba y se iba al río.

Podemos indicar algunas edificaciones relacionadas con el „Vřídlo“. En primer lugar mencionaremos los Baños Públicos – una obra barroca del año 1774, cincuenta años más tarde remplazada con una columnata estilo imperio. Dicha obra, toda hecha de aleación de hierro, fue reemplazada por otra construida de madera. “La Columnata actual – famosa en todo el mundo - fue construida en los aňos 1967-69. Las primeras perforaciones eran superficiales y gracias a la fuerza de la presión el agua llegaba sin problemas hasta los sanatorios, en los cuales los pacientes podían aprovechar los baños termales y naturalmente también beber el agua curativa. Más adelante fueron realizadas cuatro perforaciones oblicuas hasta la profundidad de 48-49 m.

Hoy en día visitan la famosa Columnata del “Vřídlo” prácticamente todos los visitantes de aquella ciudad balnearia. ¡A quién no le interesaría pararse un momento y admirar aquella fuente fantástica que sale a chorros hasta la altura de 14 m desde las profundidades de la tierra con una energía admirable!

La montaña más alta

Klínovec“Klínovec” (en alemán “Keilberg”) con sus 1.244 m sobre el nivel del mar es la cima más alta de los Montes Metalíferos. Sobre una planicie en la cima se encuentra un hotel (actualmente cerrado), un mirador de 24 m de altura y una torre de telecomunicaciones de 80 m. De la ciudad de Jáchymov se puede llegar hasta la cima con un funicular. El mirador y el hotel son los edificios más antiguos situados a mayor altura en todos los Montes Metalíferos. Las pendientes norteñas de la montaña son lugares preferidos por los esquiadores.

 Klínovec está cerca de la localidad de “Boží Dar”, a 4 km al noreste de Jáchymov, en el Distrito de Karlovy Vary. Sobre la cresta de los Montes Metalíferos, unos 2 km al noroeste está el pase fronterizo a Alemania y la localidad de Boží Dar. Al pie de las pendientes septentrionales de la montaña está la ciudad alemana de Oberwiesenthal, encima de la cual se encuentra el Monte Fichtelberg que es solamente 30 m más bajo que Klínovec. Al Este, a lo largo del arroyo fronterizo “Polava” que brota de la pendiente alemana de Klínovec, se extienden las ciudades checas de “Loučná pod Klínovcem” y todavía más al este, detrás de la cresta de la sierra, “Háj u Loučné”. La temperatura promedia anual del aire es de 2,6°C y el total anual de precipitaciones es de unos 986 mm.

Johannes Mathesius mencionaba el Monte Klínovec ya en el siglo XVI. Aquella montaña fue mencionada también en relación con los aludes, cuyas consecuencias eran no solamente víctimas humanas, sino también bosques destruidos y daños sobre las viviendas. El área de Klínovec se llamaba históricamente “Bartum”, “Bartolomäusberg” o “Sonnenwirbel”. La ciudad de Jáchymov mandó a construir en 1817 un mirador sobre la cima, que fue destruido por un incendio en 1868. Con frecuencia visitaban aquel primer mirador de toda la región también los visitantes de Karlovy Vary, llegando hasta allí en carruajes tirados por caballos. La Asociación de los Montes Metalíferos con sede en Jáchymov encargó en 1883 la edificación de un nuevo mirador construido en piedra. La obra fue terminada en agosto del 1884 e inaugurada solemnemente bajo el nombre de “Kaiser-Franz-Josephs-Turm” (la Torre del Emperador Francisco José).

Hasta hoy en día podemos ver sobre la cima esa torre de 24 metros de altura, pero su estado técnico es muy malo y en la actualidad está en reconstrucción junto al hotel..Para llegar hasta arriba hubo que subir 75 escalones. A partir de su inauguración se elevaba rápidamente la cantidad de sus visitantes, llegando a 6.000 en 1885. Sin embargo, solamente 4.623 de los mismos se animaron a subir hasta arriba, a causa de un considerable esfuerzo físico y de la escalera muy angosta. A razón de los fuertes vientos reinantes en aquel lugar casi todo el aňo, el mirador fue dotado en 1888 de un techo de cristal. La entrada costaba en aquel entonces 10 céntimos.

Al incrementarse el turismo, fue decidido construir allí un albergue que fue abierto el 18 de agosto de 1893. Funcionaba todos los aňos desde el 1° de mayo hasta el 30 de septiembre brindando alojamiento para diez personas y ofreciendo algunas comidas tanto frías como calientes. Junto al hospedaje había también un establo con capacidad para ocho caballos. En junio del 1897 fue inaugurada en el Monte Klínovec también una estación postal que solamente en el transcurso del primer verano de funcionamiento envió a la localidad de “Boží Dar” más de 7.000 envíos postales. En 1907 fue agregado otro edificio, en cuyo interior se encontraba un cielorraso artesonado, adornado con los escudos de las ciudades checas de la región. En ocasión de la Exposición Conmemorativa del Centenario organizada en honor del Emperador Francisco José I, fueron expuestos allí productos industriales y artesanales de la Región de los Montes Metalíferos de Bohemia.

Antes de estallar la Primera Guerra Mundial, el hotel fue ampliado y dotado de otro piso. El espacio que antes servía como establo fue reconstruido para servir de alojamiento y todo el complejo de edificios fue adornado con madera, llegando a conservarse así hasta la actualidad. En 1913 el hotel contaba con 40 habitaciones para 80 personas, un nuevo establo para 35 caballos y garajes para automóviles. Cuando se fundó Checoslovaquia, en cuya extensión se incluía también aquel territorio, desaparecieron las denominaciones bilingűes en alemán y en checo del Monte Klínovec: primero se lo llamaba “Klín” y en la segunda mitad de los aňo 20 se estableció su nombre actual de “Klínovec”.

Anteriormente hubo en la cima también una estación meteorológica. Al haberse construido un camino hasta la cima, creció considerablemente el número de turistas. Desde Karlovy Vary se podía viajar hasta allí en autobús. A fines de los aňos 20 todo el complejo fue amplificado otra vez y la cantidad de camas aumentó hasta 100. En aquel entonces la familia Wohlrab poseía en ese lugar una posada con tres grandes salas denominadas: Sala de Dotzauer, Sala de Műller y un gran hall de entrada “Sobitschka”. La Sala de Műller llevaba el nombre de Anton Műller que durante largos aňos desempeñó la función del Presidente de la Asociación de los Montes Metalíferos con sede en Jáchymov. En las pendientes que llevan hasta Jáchymov fueron construidas para los deportes invernales pistas de esquí y para trineos.

En dirección a Oberwiesenthal funcionaba a partir del aňo 1992 un trampolín de saltos en esquíes que ostentó durante largos aňos el récord de salto de 50 metros. Antes de la Segunda Guerra Mundial, el hotel contaba con 112 plazas de alojamiento. Después de terminar la guerra el monte llevaba oficialmente un nombre checo. Los turistas alemanes dejaron de llegar hasta allí, comenzando volver en 1972, después de anuladas las visas checas para los ciudadanos de la República Democrática de Alemania.

El río más grande ...

que pasa por la Región de Karlovy Vary, es el Ohře (en alemán “Eger”). Mide 316 km de eso 256 km en la República Checa). Su cuenca tiente la extensión de 5.614 km². El río nace en Bavaria debajo del Monte Schneeberg, en la Reserva Natural “Smrčiny”. Su fuente está cerca de la ciudad alemana de Weissen-Stadt (a unos 35 km de Cheb). Hasta llegar a la ciudad de Kadaň, el río atraviesa un área montañosa y después de pasar por el dique de Nechranice forma frecuentes meandros..

OhřeEl río Ohře es el segundo afluente mayor de la ribera izquierda del río Elba, con el cual se une en la ciudad de Litoměřice. En la primavera suele tener un caudal alto. El caudal promedio en su desembocadura es de 37,94 m³/seg. Todo su curso inferior se encuentra en la región que cuenta con los valores más bajos del promedio anual de precipitaciones en Chequia (menos de 500 mm). Sus aguas se aprovechan para el riego y para obtener energía hidráulica en los diques de Skalka (construido en 1962-64 con la superficie total de 378 hectáreas) y de Nechranice (construido en 1961-68 con la superficie total de 1.338 hectáreas).

Entre las ciudades importantes situadas a lo largo del río están: Cheb, Sokolov, Karlovy Vary, Klášterec nad Ohří, Kadaň, Žatec, Louny, Terezín y Litoměřice. Los canoistas prefieren el tramo entre Loket y Vojkovice, donde hay muchos lugares atractivos para ellos, como, por ejemplo: Loket, Svatošské skály, Karlovy Vary, Kyselka, el salto Hubertus (usado para entrenamiento), pero también dos peligrosos azudes Tuhnice y Radošov.

El nombre de “Ohře” se origina probablemente en su denominación celta de “Agara” (“Ag” significa “salmón” y “Ara” = el agua que fluye). Con eso estaría relacionado también su denominación alemana: “Eger”. Sin embargo, según otras teorías conocidas, el nombre original celta o “precelta” podría significar también “destreza”.

El tesoro más preciado


Relicario de San MauroLa Región de Karlovy Vary cuenta con un verdadero tesoro, cuya importancia según los peritos estaría en segundo lugar detrás de las joyas de coronación. Se trata del Relicario de San Mauro. Ese hermoso artefacto fue fabricado por los artesanos provenientes del primer cuarto del siglo XIII del área de influencia de Colonia-Mosan. Documenta la extraordinaria maestría artesanal y artística de la joyería románica y es un objeto verdaderamente único en el territorio del Estado Checo. Su historia es la siguiente: en el siglo XI fue fundado en Florennes (en la Bélgica actual) un monasterio benedictino que paulatinamente logró adquirir varias reliquias de los santos – entre ellas también las reliquias de San Juan Bautista, San Mauro y San Timoteo. A comienzos del siglo XIII fue fabricado para aquellas reliquias un fastuoso relicario que tenía la forma de un arca. Sobre un núcleo hecho de madera de roble los artesanos medievales aplicaron filigranas de cobre bañado en oro, con piedras preciosas incrustadas, alternándolas con tablillas esmaltadas dotadas de adornos geométricos.

El Relicario de San Mauro se conservó en el patrimonio laico como la única reliquia religiosa de su categoría. Pertenecía a la familia noble de los Beufort, que poseían también el Castillo y Palacio de Bečov. Al finalizar la II.Guerra Mundial, los Beufort –acusados de haber sido leales a la Alemania nazi- tuvieron que abandonar Checoslovaquia. Según los documentos archivados, Heinrich y Friedrich Beaufort eran miembros del NSDAP y de la SS. Al parecer, antes de huir del país, escondieron el precioso relicario debajo del piso de la capilla de Bečov, suponiendo que pronto volverían a recogerlo. Sin embargo, transcurrieron 40 aňos durante los cuales la preciada antigüedad estuvo escondida en la arcilla y expuesta a la humedad y la corrosión. 

A fines del año 1984 comenzó a investigarse en el país bajo la denominación de “La Antigüedad” una causa que no tiene igual dentro de la historia de la criminología. Los peritos buscaban algo, sin saber qué era y dónde buscarlo. La información primaria era que en Bohemia Occidental, a unos 150 km de Núremberg estaría escondido desde los tiempos de la II Guerra Mundial o al finalizar la misma, un objeto artístico de un gran valor histórico. Aquel objeto era al parecer de tamaño no muy grande, pero muy famoso en los círculos artísticos y no tendría que haber tenido una relación con la historia checoslovaca. La complicada investigación finalizó con éxito el 5 de noviembre del 1985, al haberse encontrado debajo del piso de la capilla del Castillo de Bečov el Relicario de San Mauro, que fue así sacado de su escondite después de 40 aňos. 

La misteriosa, complicada y larga “Causa del Relicario de San Mauro” culminó finalmente en la primavera del 2002 al habérselo expuesto al público después de una exigente restauración, en el lugar al que sin duda alguna pertenece: en el Palacio de Bečov. El Gobierno de la República Checa lo incluyó el 19 de junio del 2002 en la lista de los monumentos culturales nacionales..

El mirador ubicado más al Oeste 

el mirador HájEs el mirador Háj u Aše construido sobre un cerro ubicado a l km de la ciudad checa de Aš. La edificación del mismo duró tres aňos, habiéndose realizado entre 1902-1904. 

El proyecto se debe al arquitecto Wilhelm Kreis. Esta imponente construcción de 34 m de altura no tiene igual en todo el país. Cuenta con cuatro pisos y la mejor vista se puede admirar desde el último piso, pudiendo verse desde allí las bellezas de la Región de Karlovy Vary y de lo territorios vecinos de Alemania.

 


El lugar de peregrinaje más destacado

Chlum sv. Maří 
Chlum sv. MaříLa primera mención histórica sobre “Chlum sv. Maří” data del año 1341 sin embargo los asentamientos son mucho más antiguos. En el siglo XIII había aquí una estatua de la Virgen y una capilla de madera reemplazada alrededor del año 1400 por la Iglesia de la Asunción de la Virgen y de María Magdalena. Los miembros de la Orden de los Cruzados de la Estrella Roja atendían a los peregrinos que llegaban allí. Fueron los monjes quienes fundaron una población junto a la iglesia. A ese lugar se une la fama de milagros y de un misterio acerca de su origen, que dieron pié a toda una serie de leyendas que trataron de explicar aquellos hechos misteriosos. . 
           
Chlum sv. MaříEmpezaron a contarse leyendas sobre la aparición milagrosa de la Virgen, sobre las campanas de la iglesia y sobre los bandidos que vivían en los bosques locales. Después de terminar la Guerra de los Treinta Años aumentaron las peregrinaciones y las romerías y el Arzobispo praguense y gran Maestro Jan Bedřich Valdštejn elevó la parroquia local al rango de prebostazgo, lo que llevó a la edificación de una nueva iglesia y de un nuevo recinto destinado a los peregrinos. Aquella edificación en estilo barroco fue terminada en 1728 según el proyecto del famoso arquitecto Kryštof Diezenhofer.

La localidad en 1960 cambió de nombre, pasándose a llamar:“Chlum nad Ohří” y recién después de treinta años le fue devuelto su nombre original: “Chlum Svaté Máří”. Ya en tiempos antiguos era un lugar de peregrinaje preferido de los fieles católicos y probablemente seguirá siéndolo por mucho tiempo más.